¿TE AYUDAMOS? 977 67 52 43

Lunes a sábado de 9h a 20:30h. Domingo y festivos  de 9h a 14h

Actualmente, el consumo de té está ampliamente extendido por todo el mundo, siendo una de las bebidas más consumidas después del agua. Y es que sus múltiples beneficios la han convertido, con el paso del tiempo, en una bebida muy preciada.

Sus orígenes son inciertos, y aunque existen muchas leyendas sobre ello, la más conocida lo data hacia el año 250 a.C. en la antigua China.  Se dice que su descubrimiento fue pura casualidad, al caer unas hojas del árbol del té silvestre, en agua que estaba hirviendo para ser consumida (costumbre de aquella época).  El Emperador probó entonces la mezcla resultante y le encantó. Otras leyendas lo ubican en Japón, India…pero sin duda todas coinciden en que fue la casualidad la que llevó al hombre a conocer y disfrutar de los increíbles beneficios que nos ofrece la infusión de los brotes y hojas de este arbusto de origen asiático.

La  llegada del té a Europa no se dio hasta bastantes años después, gracias al comercio y exportaciones entre Oriente y Occidente, siendo Portugal y Holanda las principales potencias responsables de su llegada a Europa donde, a partir del s. XVII, se asentó convirtiéndose en un auténtico éxito social entre las clases altas.  ¿Quién no ha oído hablar de la hora del té británica?

Os preguntareis a qué se debe este arrebato por explicaros los orígenes del té y su historia, cuando lo normal sería hablar de sus beneficios para la salud… pues bien, un viaje a Azores (archipiélago en el Atlántico) despertó nuestra sed de curiosidad y, como siempre, hemos querido compartir con vosotros nuestros conocimientos…pero tranquilos, ¡pronto llegaremos a sus amplios beneficios!

¿Sabías que el ÚNICO lugar de Europa donde se produce té es en las Azores? Concretamente, en la Isla de Sao Miguel. No es de extrañar, pues como comentábamos antes, el té llegó a Europa a través de los portugueses y, gracias al moderado clima del que goza la isla durante todo el año, es posible su cultivo y recolección.

Las primeras semillas llegaron bien entrado el S XIX y, con ellas, grandes expertos que transmitieron los diferentes procesos de fabricación y las diferentes técnicas para la obtención de sus variedades más comunes: el Té Verde y el Té Negro (¡aunque hoy en día existen cientos de variedades!).

Una de las fábricas que encontramos en esta isla, es la FÁBRICA DE TÉ GORREANA. Una de nuestras compañeras estuvo allí para disfrutar del magnífico paisaje que ofrecen sus plantaciones y comprobar, de primera mano, que su elaboración en todas las etapas está exenta del uso de fertilizantes químicos y aditivos, cosa que hace que el té producido en este hermoso lugar sea considerado de los de más alta calidad a nivel mundial.

El TÉ VERDE o Cha Verde producido en Azores se obtiene a través de la vaporización de las hojas de la  planta Camelia Sinensis, que produce una infusión en tonos dorados, con un sabor bastante alejado del clásico té verde o japonés al que estamos acostumbrados, con notas florales y un dulzor muy característico. Su contenido en cafeína es moderado y entre sus grandes propiedades tenemos un potente poder antioxidante (alto contenido en ácido fólico, vitamina C, K, B1 y B2), adelgazante, diurético y depurativo. Además ayuda a reducir el colesterol, combate la halitosis, es anticaries y estimula nuestras defensas naturales.

EL TÉ NEGRO o Chá Preto Pekoe de las Azores, se obtiene de la oxidación de las hojas de la misma planta, originando así un aspecto rojizo oscuro y un sabor un tanto más fuerte y con un contenido en cafeína mayor. Por ello se aconseja su consumo durante las primeras horas del día. Entre sus virtudes encontramos su poder digestivo, dado que promueve el vaciado gástrico, resultando de gran ayuda en comidas copiosas y digestiones pesadas. Se dice que, beber una taza de té negro al día, disminuye el apetito y el deseo de comer dulces, cosa que ayuda a combatir la grasa visceral contribuyendo al control de nuestro peso (siempre y cuando acompañemos su consumo con una dieta saludable y ejercicio, ¡cómo no!) El té negro, al igual que el té verde, es una fuente de antioxidantes que previenen el envejecimiento celular. Es muy interesante, también, porque previene la aterosclerosis, disminuyendo el colesterol gracias a su alto contenido en flavonoides, protegiendo así nuestro sistema cardiovascular. Y puesto que tiene una alta concentración de Cafeína y L-Teanina nos mantiene el cerebro alerta mejorando su rendimiento.

Como veis, ¡el consumo regular de té es una maravilla! Un producto completito cuyo consumo puede darnos muchísimos beneficios, siempre y cuando seamos conscientes de nuestras necesidades y teniendo siempre presente un uso responsable.

Si te ha gustado este post, y tienes curiosidad por el sabor que ofrecen estas dos variedades de té producidas en Azores, no dudéis en visitar nuestro Instagram, @farmacia_cunit, donde encontraréis información sobre cómo conseguir una muestra traída directamente desde la isla de Sao Miguel, de esta deliciosa bebida que tantísimos beneficios nos aporta.

A